ESTAMOS DE VUELTA !!!

Después de varios años ausentes del mundo de la apuestas, – que tantas alegrías y sufrimientos nos deparó durante varias temporadas – hemos decidido que ha llegado el momento de regresar al apasionante mundo de la más genuina y tradicional apuesta futbolística…

A continuación, y de forma concisa, intentaremos dar unas pinceladas de cuál es nuestra opinión del panorama quinielístico actual, así como de nuestra opinión acerca de las perspectivas que nos puede deparar la “ rentrée “ en este sector.

 

POR QUÉ  VOLVEMOS ?

  • En primer lugar, porqué muchos de nuestros anteriores socios y colaboradores  se han interesado – de forma reiterada – en conocer nuestra opinión sobre la posibilidad de regresar a este sector.  Por tanto, MUCHAS GRACIAS a todos ellos.
  • Nuestra respuesta siempre ha sido que debían darse las condiciones necesarias para ello. Estas condiciones, principalmente se basaban en proceder a un profundo estudio de la evolución de la quiniela en los últimos años, como consecuencia del cambio experimentado con la implementación de los cambios en el Pleno al 15.
  • Después de catorce años, todavía sigue vigente el récord de premios establecido el día 2 de octubre de 2005 (Jornada 6 de la temporada 2005-2006 ) por nuestra peña,  que supuso un auténtico bombazo y un hito en el mundo quinielístico.  Recordar que fuimos los únicos acertantes  del Pleno al 15 y de 3 boletos de 14 aciertos, además de la consiguiente cascada de premios menores que supusieron una cifra superior a los 10,3 Millones de Euros.
  • Una vez efectuado dicho estudio hemos llegado  a varias conclusiones, entre las cuáles destacan las siguientes, algunas de carácter generalista y otras de índole técnico.

    1. La eliminación del partido de los lunes, ha evitado la desazón que se generaba en muchos apostantes, derivada de la excesiva duración en el seguimiento del boleto.

    2. La creciente igualdad de fuerzas de todos los equipos – tanto de Primera como de Segunda División – que facilita la aparición de signos de difícil pronóstico en el boleto de cada jornada, y que por tanto, aumenta el valor de los premios de todas las categorías.

    3. Estancamiento en las cifras de la recaudación semanal, después de muchos años de constantes descensos, como consecuencia de la masificación de apuestas en general, y especialmente, de las deportivas.

    4. El hastío y el desaliento que sufren muchos apostantes  – como consecuencia de sus jugadas en las nuevas apuestas deportivas a través de las casas de apuestas -, y que acumulan – en su mayoría – grandes pérdidas, ya que en el caso de que consigan beneficios son  “ invitados “ a no seguir participando en dichas casa de apuestas.

    5. El aumento del precio de la apuesta de 0,50 Euros a 0,75 Euros, ha generado – en los últimos ejercicios – una doble consecuencia: la disminución de la recaudación, y consecuentemente –  al ser la apuesta más cara – un menor número de apuestas que conlleva un menor número de acertantes,  pero una significativa mejora en la cuantía de los premios.

    6. Esta notable mejoría en la cuantía de los premios de todas las categorías (especialmente de las inferiores – desde los de 13 a los de 10 aciertos -) evidentemente posibilita alcanzar una mayor rentabilidad aunque la apuesta sea de mucho menor importe a las que efectuábamos en la etapa final de nuestra anterior andadura.

    7. La obsesiva predisposición de los apostantes en alcanzar el premio de categoría especial (14 + Pleno al 15), conlleva que ello incida en que no ajusten sus sistemas de forma coherente a la obtención del premio de 14 – que debe ser  el objetivo básico e inicial – para poder optar al premio complementario del Pleno al 15 -. Sin premio de 14 aciertos, no hay posibilidad de alcanzar el premio máximo. Todo ello, queda perfectamente reflejado en el siguiente apartado.

    8. La modificación de la apuesta a efectuar en el el Pleno al 15 (que implica tener que acertar un resultado entre 16 posibles) dificulta en grado superlativo la posibilidad de obtención de dicho premio.

      No obstante, dicha modificación también implica una ventaja de carácter técnico ya que con anterioridad el signo de dicho partido, en la mayoría de ocasiones interactuaba con el resto de los signos de los 14 partidos iniciales, y generaba diversos problemas e incompatibilidades en función de las diversas variables utilizadas.

      En la actualidad, y como consecuencia de dicho cambio, el signo de dicho partido no se puede mezclar técnicamente con el resto de signos, ya que tiene una estructura y una configuración diferente. 

    9. Incidiendo en dicha afirmación, señalar que en la temporada anterior (2018-2019),  se disputaron un total de 69 jornadas (incluyendo, las tradicionales y las atípicas).

      Del total de las mismas, 35 fueron de las habituales ó tradicionales.  El resto, o sea,  34 correspondían a jornadas atípicas – es decir, las intersemanales y las que incluían equipos no pertenecientes a la Primera División -.

      En 26 de las 35 jornadas habituales, no hubo acertantes del Pleno al 15 (es decir, el 74,29 %). Pero, tampoco hubo acertantes de 14 aciertos en 13 de las 35 jornadas (es decir, el 37,14 %).

      En las jornadas atípicas (34), la ausencia de acertantes del pleno al 15 se concretó en 23 jornadas (67,65 %). Pero, la ausencia de acertantes de 14 aciertos se dio en 15 de dichas jornadas (44,12 %).


    10. En la presente temporada (2019-2020), y hasta la fecha del presente informe, se han disputado un total de 31 jornadas (18 de las habituales ó tradicionales, y 13 de las atípicas). Los números nos indican de forma clara la tendencia aún más interesante que en la temporada anterior.

      De las 18 jornadas tradicionales disputadas, no ha habido acertantes de categoría especial en 15 de ellas (es decir, el porcentaje es del 83,33 %.). Pero tampoco ha habido acertantes de catorce en 9 de dichas jornadas (o sea, el 50,00 %). 

      En las jornadas atípicas (13), la ausencia del Pleno al 15 se ha dado en 9 jornadas (69,23 %), y la ausencia de acertantes de 14 se ha concretado en 5 jornadas (el 38,46 %).

    11. Por tanto, el resumen final de las últimas 100 jornadas de la Quiniela, es el siguiente:

      De un total de 53 boletos tradicionales, en 41 de ellos no ha habido acertantes del Pleno al 15 (es decir, 77,36 %). Y tampoco aparecieron acertantes de catorce, en un total de 22 jornadas (el 41,51 %).

      De un total de 47 boletos atípicos, en 32 de ellos no apareció ningún boleto del Pleno al 15 % (es decir, un 68,08 %). Y tampoco los hubo de catorce aciertos en 20 jornadas (el 42,55%).

      En 73 de las 100 últimas jornadas, no hubo acertantes de Pleno al 15, o sea, en el 73,00 % de las jornadas.

      PRIMERA CONCLUSIÓN…

      En más de 7 de cada 10 jornadas, no hubo acertantes del Pleno al 15.

      SEGUNDA CONCLUSIÓN…

      Y tampoco han aparecido acertantes de 14, en 42 de las 100 últimas jornadas, es decir, el 42,00 %. Por tanto, en 4 de cada 10 jornadas, ausencia de acertantes de catorce.



¿QUÉ CAMBIOS INTRODUCIMOS RESPECTO AL FUNCIONAMIENTO ANTERIOR?

Hemos introducido diferentes cambios en las normas de funcionamiento, con el objetivo de que los socios no tengan la obligatoriedad de efectuar un desembolso inicial importante, y puedan efectuar un seguimiento más puntual de su inversión.

  • El valor de cada participación semanal será de 50 Euros. Los interesados podrán adquirir un número máximo de 20 participaciones semanales.
  • El pago de las participaciones será semanal, y el abono de las mismas se efectuará mediante ingreso en cuenta – que se indicará al formalizar el contrato de adhesión -;  bien,  mediante cargo en tarjeta de crédito; o alternativamente,  a través de cualquier sistema telemático de alta seguridad para los socios (por ejplo. Bizum).
  • El valor de liquidación será semanal, por lo que no será necesario efectuar nuevos desembolsos semanales mientras el socio tenga un saldo igual o superior a la participación semanal de la siguiente semana (50 Euros o múltiplos de dicha cantidad hasta un máximo de 1.000 Euros).
  • No se permitirá la entrada y salida de los socios de forma temporal que no hagan efectivo el ingreso para cubrir el importe mínimo de la participación semanal reservada – en el único caso de ser necesaria -.  Esta premisa es necesaria con el fin de que exista una constancia y perseverancia en el importe de la jugada semanal a efectuar, y con el fin de no perjudicar al resto de socios.
  • La liquidación de los premios será cada cinco jornadas, con el fin de que los socios no tengan que esperar a final de temporada para poder disfrutar de los premios que esperamos obtener.
  • No se descontará cantidad alguna en el caso de que el importe de los premios semanales no sea igual o superior al de la apuesta efectuada.  Es decir, en el caso de que el reparto de premios de una jornada suponga una recuperación del  valor de la participación que oscile entre 0,01 a 50,00 Euros, se abonará íntegramente dicha cantidad a la cuenta del socio.
  • El importe de los gastos de gestión, únicamente en el caso de que la jornada aporte beneficios, será porcentual en función de la rentabilidad de la apuesta semanal, y se indicará en el contrato de participación.
  • Se limita el número de participaciones máximas a un total de 500 participaciones, que se adjudicarán por riguroso orden de inscripción. La jugada semanal prevista oscilará aproximadamente en los 20.000 Euros, dependiendo del éxito de la campaña de captación de socios que ponemos en marcha. Por tanto, se recomienda a los interesados que ajusten –  inicialmente – el número de participaciones semanales que deseen adquirir,  ya que en caso de que se cubran en su totalidad no habrá posibilidad de aumentar el número de las mismas, salvo que se produzca alguna baja.
  • Como ya hemos indicado anteriormente, no es recomendable efectuar apuestas de mayor importe con el objetivo de obtener las rentabilidades deseadas. Recuerden que el objetivo inicial es la obtención de premios de 14 e incluso de 13 o menores, que en muchas ocasiones ya generan que la jornada presente un balance favorable.
  • De la técnica y la estadística quinielística, humildemente pensamos que estamos suficientemente preparados gracias a nuestra dilatada experiencia.

Y está claramente demostrado que el único método para alcanzar el éxito en este sector es la fidelidad al sistema estadístico, que es un valor totalmente objetivo.

Cuando entra en juego el factor de predicción humano – que es el utilizado por la mayoría de apostantes, y que siempre es totalmente subjetivo – es cuando estás condenado al fracaso.

Lo único que desconocemos – a priori – es la calidad final del boleto semanal. Dicha circunstancia no depende de nosotros.

En ocasiones, se dan rachas de boletos fáciles – que causan cierto desánimo entre los aficionados -;  y en otras, la racha es de quinielas de media o alta dificultad, que son las que realmente nos gusta.

 Y nuestra jugada, únicamente estará encaminada a boletos de calidad media y alta.

El sabio refranero español, ya lo indica … “ Quien mucho abarca, poco aprieta “, a lo que podríamos añadir … “ Que de los errores, hay que aprender “.

Y como asumimos que a pesar de los éxitos del pasado, también hemos cometido muchos errores, retomando el refranero, entonamos que … “ No queremos tropezar dos veces con la misma piedra “.

Y por lo tanto, es evidente que la  “ rentrée “, conllevará ineludiblemente un regreso a nuestros orígenes.

ORÍGENES que propiciaron que el nombre de nuestra peña –  gracias al esfuerzo de todos, y especialmente a la colaboración económica de todos los peñistas  – se convirtiera en un referente nacional en el sector de las apuestas deportivas.

¡¡¡ Gracias a todas y a todos !!! 

¡¡¡ Os esperamos !!!

Comparte este Artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario